fbpx

Conversaciones difíciles en el trabajo: cómo prepararte

por Nov 29, 2021

¿Te cuesta abordar conversaciones difíciles?

¿Sabes que tienes que tener esas conversaciones, pero no sabes cómo enfocarlas para que no generen rechazo?

Se trata de un conflicto habitual que genera mucho estrés porque una parte de ti necesita resolver la situación y poner límites. Lo ves necesario para tu bienestar laboral y sabes que debes hacerlo para evitar conflictos mayores o que la situación se vuelva insostenible.

Otra parte de ti, no obstante, teme hacerlo, pues tiene dudas sobre si es mejor dejarlo pasar porque piensa que no va a servir de nada o porque no ve claro cómo abordar asuntos delicados y tiene miedo a dañar la relación de forma irreversible.

Esto es lo que te lleva a posponer la conversación y a mantenerte en esta situación de conflicto.

A continuación, te doy 8 pautas para que te sea más fácil abordarla.

Pautas para preparar conversaciones difíciles en el trabajo

Las razones para tener este tipo de conversaciones pueden ser diversas. Algunos ejemplos son: bajo rendimiento, no respetar procedimientos o seguir instrucciones, retrasar producción, falta de colaboración en el trabajo en equipo y adoptar actitudes o una comunicación ofensiva.

1. Analiza el coste de no tenerla

¿Cuál es el coste personal y para la empresa de no tener esta conversación?

Esta pregunta te ayudará a reunir fuerzas para animarte a convocarla.

Ejemplos de costes personales:

  • Tu autoestima se resiente
  • Pérdida de ilusión en un trabajo que te gusta
  • Falta de energía por estrés acumulado

Ejemplos de los costes para la empresa

  • La desmotivación de los trabajadores con un alto rendimiento al ver que la bajada de rendimiento de otros compañeros no tiene consecuencias
  • Las pérdidas que ocasiona la falta de atención o el no seguir procedimientos establecidos
  • Bajas laborales derivadas del malestar que esta situación pueda causar en la empresa

2. Cambia tu mirada

En lugar de ver la conversación pendiente como algo desagradable, intenta mirarla como una oportunidad para el cambio y para mejorar las relaciones.

Tanto si va bien como si no, sacarás un aprendizaje y te quedarás con la conciencia tranquila de que has hecho lo que has podido para mejorar las cosas. 

Tomar acción en la dirección adecuada para ti hará que sientas que estás tomando las riendas y aumentará tu seguridad.

3. Revisa tu estado emocional

Puede que estés muy decepcionada o enfadada con esa persona, que sientas vergüenza de tener que comunicar cosas que te resultan violentas o que tengas miedo a su reacción.

Es normal y humano sentirse así, acoge lo que sientes, pero no te regodees en ello ni pongas todo tu foco en esto porque te costará más afrontar la conversación y tu actitud hacia la otra persona se verá afectada negativamente.

Si te interesa profundizar en este punto, te dejo un artículo sobre afrontar desafíos aliándote con tus emociones aquí.

4. Actitud hacia la persona

Para propiciar un ambiente de confianza en el que se pueda establecer un diálogo, es necesario que la otra persona no note hostilidad de tu parte. Si lo hace, no se abrirá y se pondrá a la defensiva. 

Te ayudará pensar en el punto de conexión que tienes con la persona, en el objetivo común que persiguen y en lo que sí hace bien. 

Aunque esto te cueste, haz el esfuerzo. Contribuirá a neutralizar tu enfado, decepción o miedo y también a mantener la objetividad y a que tu escucha sea más activa.

5. Prepara el enfoque

Al ser algo delicado no te recomiendo improvisar, aunque tampoco llevar un guion demasiado rígido. La conversación necesita fluir y muchas veces no se puede predecir la respuesta del otro. 

Si esta es diferente a la que habías preparado y no tienes un enfoque flexible, corres el riesgo de que esto te bloquee o pierdas el hilo de lo que querías decir a continuación.

Te recomiendo que empieces preguntándote: ¿Qué te gustaría que la persona se llevara de la conversación? Ten preparados hechos concretos o ejemplos que necesites comunicar y contrastar con la persona. 

6. Busca el momento y el lugar

Es importante que el momento elegido para conversar sea adecuado para ambos: que no haya prisas de por medio o que tenga lugar cuando se está intentando resolver algo.

Si tú o la otra persona tienen otras cosas más urgentes en la cabeza, no estarán tan receptivas y será más complicado que el mensaje llegue adecuadamente.

Es conveniente elegir un lugar en el que ambas partes se sientan cómodas; puede ser en la oficina o fuera de ella, si se estima que puede contribuir a crear un ambiente más relajado.

7. Apertura

No des por hecho que la persona piensa o debería pensar como tú.  Cada persona es diferente. Tiene ideas, gustos, intereses y perspectivas sobre la vida y valora cosas distintas.  Disponte a escuchar con atención y curiosidad, apartando juicios personales.

El objetivo es entender la perspectiva desde donde está mirando las cosas la otra persona.  Con esta información será más fácil llegar a un acuerdo o compromiso que tenga sentido para ambos.

Te dejo este enlace donde se trata este aspecto en más profundidad.

8. Acuerdo y compromiso

Para que la conversación tenga un sentido es fundamental orientarla a conseguir un acuerdo o un compromiso de cambio. Es importante que a lo largo de la conversación lo tengas en cuenta. 

Esto no depende solo de ti. Para que esto ocurra la persona tiene que reconocer lo que le muestras y querer cambiar. Si sigues los pasos anteriores, te será más fácil lograrlo.

Lo ideal es que si se consigue llegar a un acuerdo, este se ponga por escrito y se fije una fecha para revisar lo acordado. Esto generará una mayor implicación y sellará un compromiso más firme.

¿Qué te han parecido estas pautas?

Espero te ayuden a tener más claridad y a dejar de posponer las conversaciones difíciles que sabes que son importantes para sentirte bien en tu trabajo.

Pasas muchas horas allí y tener conversaciones pendientes genera estrés. 

Te animo a que pongas en práctica estas pautas y me cuentes sobre tu experiencia en los comentarios.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MANTENGAMOS

el contacto

Sucríbete a la newsletter y recibirás contenido práctico para evolucionar y superar obstáculos.

Política de privacidad de datos

8 + 2 =

MANTENGAMOS

el contacto

Suscríbete  y recibe contenido práctico para evolucionar y afrontar el día a día con mayores recursos, además de mi guía práctica de «3 claves para afrontar obstáculos y aumentar tu poder personal».

Política de privacidad

WEBINAR GRATUITO

Cómo hacer una transición a una vida profesional más satisfactoria

Miércoles 30 de noviembre 19.30 hora española (18.30 en Canarias)