fbpx

Cómo recuperar el equilibrio después de una decepción en el trabajo

por Ene 14, 2014

Cuando sufrimos una decepción en el trabajo, es común recrearse en el daño que nos han hecho y preguntándonos las razones por las que nos ha pasado esto. También tendemos a engañarnos quitándole importancia, evadiéndonos de esta manera del dolor. Son maneras habituales de afrontar la decepción y nos sirven para defendernos momentáneamente de lo que nos hace daño, pero, desafortunadamente, estas maneras nos mantienen estancados y no nos ayudan a avanzar.

Para conseguir recuperar tu equilibrio después de una decepción en el trabajo, te sugiero seguir unos pasos que te ayudarán a recuperar tu poder interno y dejar atrás la situación de forma sana. 

Paso 1: Disolver el dolor emocional a través del cuerpo

Para ello, necesitas traer la situación que te ha decepcionado a la mente y observar la parte del cuerpo que encuentras más inquieta o que te duela. Una vez ubicado el dolor, centra tu atención en esa parte de tu cuerpo y respira.   En este paso es importante que te concentres en respirar y alejes cualquier pensamiento que interfiera en esto. Se trata de diluirlo, de estar presente con ese dolor y dejarlo ir. Si lo avivamos con nuestros pensamientos, el dolor no se irá. Si no estamos acostumbrados, nos costará un poco mantener nuestros pensamientos alejados, pero con práctica se termina consiguiendo. 

Paso 2: Estar presente 

Presta atención plena a cada actividad en la que te involucres.  Si estas caminando por la calle, pon el foco en la sensación que tenemos al pisar, fíjate en lo que veas al caminar (personas, edificios, coches…) Presta también atención a los sonidos que oigas.  Poner el foco en la actividad que realizas de forma tan consciente te ayudará a alejarte de aquello que te preocupa y te ayudará a concentrarte en lo que verdaderamente está pasando.   

Estar presente también lleva su entrenamiento, hay que ser paciente con uno mismo y practicar aunque no salga bien al principio y no te puedas concentrar durante mucho tiempo seguido. Céntrate en el progreso e intentar aguantar cada vez más tiempo con tu atención en el presente.  Cuando notes que tu mente sale del presente, vuelve con amabilidad las veces que sean necesarias.  Con la práctica se consigue, te animo a que lo pruebes. 

Si quieres profundizar en esto te recomiendo la Guía introductoria de Headspace, te pongo el trailer aquí.

Paso 3: ¿Qué puedo aprender de lo que me ha pasado?

En vez de buscar los porqués de lo que te ha pasado y centrarte en los culpables de la situación, te propongo que te te preguntes: ¿Qué he aprendido de esto que me ha decepcionado? ¿Cómo puede este aprendizaje ayudarme a mejorar en el trabajo? Cuando haces esto, desvías tu atención de lo externo y de lo que no esta en tu mano a la parte que sí puedes controlar y depende de ti.

Paso 4: Mis logros y cualidades

Hacer una lista de tus logros; es decir, aquello que hayas conseguido y que te haya hecho sentir orgullosa/o de tu pasado remoto o más reciente. Por ejemplo, haberte quedado entre las tres primeras personas en una selección de personal o haber ayudado a un cliente  a resolver un problema complejo.

Una vez tengas hecha la lista de logros, apunta  lo que hizo que lo lograras. ¿Qué cualidades pusiste en práctica para lograrlo? Siguiendo con los ejemplos que cité anteriormente, éstas podrían ser el entusiasmo o el interés que demostré en la entrevista, mi capacidad para ponerme en el lugar de otras personas o mi sentido práctico para resolver situaciones. 

Con las decepciones, a veces se tiende a dudar de uno mismo/a. Este ejercicio te recordará que eres una persona valiosa.

Paso 5: Comprométete con lo que te hace sentir bien

Hacer una lista de las cosas o personas que te hacen sentir bien en el trabajo o fuera de él y comprométete a realizar estas cosas o pasar tiempo con estas personas con más frecuencia. Esto contribuirá a nuestro bienestar y te terminará de ayudar a recuperar tu equilibrio tras la decepción en el trabajo. 

Estos pasos te ayudarán a centrar la atención en ti y activan los recursos internos que llevas dentro para afrontar decepciones en el trabajo y recuperar tu equilibrio.

Con práctica, éstos saldrán de con naturalidad y tardarás menos en sobreponerte a una decepción.  Si quieres aumentar tu confianza con los procesos de cambio, te recomiendo el artículo: el poder de los pequeños pasos para lograr cambios significativos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MANTENGAMOS

el contacto

Sucríbete a la newsletter y recibirás contenido práctico para evolucionar y superar obstáculos.

Política de privacidad de datos

15 + 10 =

MANTENGAMOS

el contacto

Suscríbete  y recibe contenido práctico para evolucionar y afrontar el día a día con mayores recursos, además de mi guía práctica de «3 claves para afrontar obstáculos y aumentar tu poder personal».

Política de privacidad

WEBINAR GRATUITO

Cómo hacer una transición a una vida profesional más satisfactoria

Miércoles 30 de noviembre 19.30 hora española (18.30 en Canarias)