Cómo evitar los malentendidos y mejorar tus relaciones en el trabajo

por Sep 28, 2016

Fundamentalmente, lo que propicia un malentendido es el no tener en cuenta las diferencias que existen entre las personas y dar por hecho que todos piensan como nosotros. Se trata de un error habitual que puede dañar las relaciones en el trabajo y que merma considerablemente la eficacia de la labor en equipo. Para evitar estos malentendidos, primero debemos entender una serie de principios sobre nuestras diferencias.

Cada uno de nosotros tiene unos valores, unas experiencias y ha adquirido unos aprendizajes diferentes a lo largo de la vida que nos llevan a tener una visión del mundo muy personal, y que se refleja en la manera que tenemos de comunicarnos y de interactuar con los demás. Las relaciones fluyen naturalmente entre las personas que ven el mundo de la misma forma, pero en los entornos laborales nos podemos encontrar con personas muy diferentes a nosotros. Para no crear malentendidos tendremos que tener en cuenta lo siguiente:

Acepta y ábrete a otras formas de pensar.

Para poderte relacionar con todo tipo de personas es importante que aceptes y entiendas que tu modelo del mundo no es el único; quizás es el mejor para ti, pero no necesariamente el mejor para todos. Tendemos a rechazar los modelos que no se ajustan a los nuestros porque los vemos como amenazas. No entendemos lo diferente y lo rechazamos, y esto dificulta mucho el tener relaciones respetuosas con personas que no piensan como nosotros. Aquellos que han vivido en el extranjero un tiempo o conviven con otras culturas en multinacionales suelen tener más facilidad para aceptar lo diferente porque ganan objetividad con respecto a su modelo del mundo; incluso lo cuestionan y se abren a otras maneras de pensar, lo cual enriquece considerablemente las relaciones entre personas distintas.

Describe los hechos de forma objetiva.

A la hora de expresarte, para evitar malentendidos es importante que te centres en describir los hechos tal cual son, sin añadir interpretaciones o juicios, especialmente al hacer peticiones o expresar una queja. Se trata de describir lo que se puede percibir con los sentidos, la realidad objetiva para todos. Por ejemplo, en vez de: “llegas tardísimo como siempre”, sería mejor: “llegas 15 minutos tarde, es el segundo día esta semana que llegas a esta hora”. De esta manera estás evidenciando lo que ha ocurrido objetivamente, sin carga emocional, lo que evita que la persona se ponga a la defensiva y aumentan las posibilidades de que se resuelva antes la situación.

Concreta y especifica en tus comunicaciones.

También es importante que seamos concretos y explícitos en las comunicaciones, ya que a veces generalizamos demasiado o no tenemos en cuenta el conocimiento previo o la experiencia de la persona en la materia. Esto es muy importante tenerlo en cuenta a la hora de delegar tareas u ofrecer retroalimentación sobre el trabajo de otras personas. Tendemos a presuponer que nos explicamos bien y que la otra persona ha entendido todo sin contar con los filtros del pensamiento que cada uno de nosotros tenemos por nuestros aprendizajes y experiencias. Una forma de asegurarnos de que nos hemos entendido es recapitulando los puntos importantes que se han tratado.

Evita palabras abstractas que den pie a varias interpretaciones.

Por ejemplo, si decimos: “necesitamos relacionarnos con más respeto” estamos presuponiendo que todos entendemos lo mismo, y esto no tiene porqué ser así, ya que depende de lo que cada uno haya aprendido sobre el respeto. Quizás algunos piensen que te refieres a escuchar cuando una persona interviene, otros a no hablar mal de otras personas y otros a incluir las palabras “por favor” y “gracias” cuando se comunican. Tienes que especificar el tipo de respeto al que te refieres en tu petición y concretarlo por ejemplo, en un contexto de una reunión podría ser: “necesito que no hablemos todos al mismo tiempo y que el que quiera hablar levante la mano”. De esta manera todos sabrán a qué te refieres.

Prestar atención a estos factores relacionados con la comunicación te ayudará a mejorar las relaciones con tus compañeros y a integrarte mejor en tu trabajo. Tanto si trabajas como si buscas trabajo, esta es un habilidad muy necesaria que necesitarás entrenar para poder trabajar en equipo eficazmente.

4 Comentarios

  1. Nayra González

    Las relaciones humanas siempre complejas y mayormente satisfactorias, aunque en el entorno laboral, a veces no se trata de la voluntariedad de desarrollar una relación con una persona, se trata de trabajar, conseguir objetivos empresariales y de ser porfesionales. Gracias por sugerir estrategias o comportamientos que ayuden a conseguir esos retos de manera respetuosa y generando un buen clima.

    Responder
    • Roberto

      Hola, esta claro eso lo entendemos las personas que nos hemos trabajado el desarrollo personal y la comunicación, pero o todo el mundo tiene consciencia de ello, porque en el trabajo , o bien por los jefes que no saben expresar o explicarse bien lo que quieren, o los propios compañeros tampoco se expresan bien y comunican las cosas de manera clara y concisa, ya que se creen que uno lo entiende según como lo dicen ello, claro, es su mapa mental, y cuando le dices que no lo has entendido y que te lo explique de otra manera, hasta se molestan y te toman por inútil, y luego empiezan los malos royos de entendimiento. en fin, uno pone lo mejor de su parte para que de una manera amorosa y sana no se llegue a ese extremo.

      Responder
      • María Naranjo

        Gracias por tu comentario Roberto, la idea de este post y de la formación que se imparte para mejorar el rendimiento de los equipos en esta materia, es precisamente ayudar a las personas a tomar conciencia de estos comportamientos tan dañinos que describes y de ayudarles a buscar otras opciones más eficaces y que ayuden a generar un buen clima. Lo importante como bien dices es que cada uno ponga lo mejor de su parte para no caer en malentendidos.

        Responder
  2. María Naranjo

    Gracias por tu comentario y feedback Nayra. Es importante lo que mencionas de que nos tenemos que orientar a cumplir objetivos y ser profesionales en el trabajo. Siendo conscientes de nuestras diferencias, aceptándolas y siguiendo unas pautas para gestionarlas, nos será más fácil conseguirlo.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MANTENGAMOS

el contacto

Sucríbete a la newsletter y recibirás contenido práctico para evolucionar y superar obstáculos.

Política de privacidad de datos

15 + 6 =

MANTENGAMOS

el contacto

Suscríbete  y recibe contenido práctico para evolucionar y afrontar el día a día con mayores recursos, además de mi guía práctica de «3 claves para afrontar obstáculos y aumentar tu poder personal».

Política de privacidad